24 febrero, 2009

Martes 24

Finalmente las cosas vuelven a su no sitio. Me da pereza la lentitud con la que pasa la vida. Hay que golpearla. Levántate con la sangre en la boca y grita.
Yo hace tiempo que dejé de estar viva.

Tras un largo periodo de autoreflexión, y una reunión altamente secreta con mi muy querido J. he tomado una drástica solución(otra más después de tantas insatisfacciones). Dejo mi trabajo en la ya mi muy odiada Central y acepto mi traslado a Barcelona. Nosé si les comenté que me había llamado ofreciéndome un puesto en la Fundación Tapies para encargarme de un nuevo proyecto que aquí no voy a explicar. Digamos que me he reconciliado con mi sueño frustrado. Barcelona me gusta mas bien poco, y de Tapies, a pesar de mi gran admiración, hace tiempo que me acabé cansando. Aun así esto solo es el principio. Barcelona será transición, Tapies será reencuentro. Tengo unos ahorros que me están gritando. Puede que después de todo mis sueños de adolescente ahora no estén tan lejanos.


Silencio y a jugar al ajedrez. Daré noticias cuando me aburra de nuevo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal