20 enero, 2009

20 de Enero

Me muero de enfermedad. Sofá-café-aburrimiento-thelenius monk/fats waller-cigarro-tos.tos.tos.tos

Hoy porfin he acabado de leerme el libro que B. me dejó de cuentos de Onneti. He vuelto a nacer. He vuelto a no odiar la literatura. Mejor dicho, he vuelto a creer que en el fondo hay genios para todo.

"..supo que iba a ofrecer cualquier cosa por olvidar lo que habia visto". Me encanta viajar de la ceca a la meca entre palabras e historias sugeridas. Leo reconstruyendo. Corto una frase y zás, me quedo con la vocal que más me gusta. Son como notas que me obsesiono por desafinar. Cosiendo y descosiendo continuamente como si me creyese cualquier mujer abandonada.
Espero.


A eso de las cinco ha venido J. harto de su queridísima tesis y me ha preparado una tarta de queso. Nos hemos sentado a discutir sobre el cambio climático. Absurdo. Me he aburrido rápido de la conversación y le he obligado a que bajase a comprar más tabaco y una botella de cava. Siempre hay algo que celebrar. Luego hemos estado discutiendo sobre su tesis, dice que el tema no le parece apropiado, que se ha cansado ya, que es un insatisfecho. "La representación del Infinito. Historia del sublime matemático"


Yo lo subtitularia "La abstracción más allá de lo no figurativo". Que nostalgia, me ha recordado a mis años de esteta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal