16 enero, 2009

Summertime


Seguramente fue un verano. El tiempo parece que se queja de nosotros, continuamente, viviendonos, asumiéndonos, gastándonos. Es inutil, la recuperación de lo irrecuparable. Ser y Tiempo. Marcel Proust.

Ella empezó a acariciarle solo cuando perdían al tiempo. Y despues de todo, allí se quedaba; gastándo el sudor por lágrimas templadas. Objetivamente no existe nada mas acá, y si existiese, ¿quién nos robaría las palabras?. El tiempo de nuevo el centrífugo maldito. He perdido los instantes. Después dirán eso de próxima estación Atocha y resoplaré de sueño malgastado. He trabajado durante años estas ideas para que ahora venga un segundero y me pierda. Pero que decir, queda siempre mucho quehacer a medias. No soy constante. Ni capaz. Ni artista.

Siguió acariciándole. Eternamente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal