12 enero, 2010


¿Donde, después del poema,
hemos de habitar?
¿Acaso solo la muerte?
¿Y después?
¿Acaso las libélulas de invierno
volverán a mi ventana?
Si el poeta sólo es un cuerpo,
¿donde buscar los cadáveres?
¿como hacerles el amor
sin sangre y sin temblores?
¿Cómo escribir otra vez
el Poema extinguido?
¿Que voces lo leerán?
¿Qué ojos devorarán mis ojos,
y mis lenguas, y mi tumba?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal