23 diciembre, 2009

Y escribo como si morirse fuera amar:

Esa caída silenciosa de los cuerpos
sacudiéndose incontrolablemente.
Nos hemos dicho auroras verbales
epitafios de poemas,
nos hemos abandonado conscientes
de la inercia a la existencia.
Y ahora recojo los agujeros que de mi
dejaste. El agua los atraviesa y bebo.
El agua entra como la enfermedad.
Escribo como si amarte ahora, fuera morirme.

2 comentarios:

Blogger Leo Zelada Grajeda ha dicho...

Me gusta el primer verso. Te seguire leyendo. Un gusto conocerte.

Saludos.

23 de diciembre de 2009, 16:57  
Blogger luna ha dicho...

Lo es. Amar-martir-mort- Ir.

25 de diciembre de 2009, 12:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal