02 mayo, 2009

Háblame de ti
de tu cuerpo,
de los días cayéndosenos los veranos.

Del hombre inerte,
de Dios el ciego y sus secuaces.

Háblame de mi hasta gastarme.

De las palabras esqueléticas
de los ecos que construyo porque no estoy

sola, no soy.

Háblame tú.

1 comentarios:

Blogger Álvaro ha dicho...

Todo voz.

3 de mayo de 2009, 14:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal