21 abril, 2009

Porque sin el Otro no somos
yo rezo al signo de mis labios:

buscando la voz que me oiga
el ojo de cristal que me lea,
los títeres que me robaron
los hilos de mi estructura.

Porque sin el Otro no somos
yo miento para apiadarme
de los que no saben mentir.

2 comentarios:

Blogger Álvaro ha dicho...

Sin el otro somos solo nosotros, con lo nuestro, lo propio y ajeno al mismo tiempo.

Y sí, me han engañado y en eso gasto el tiempo.

21 de abril de 2009, 11:32  
Blogger taun ha dicho...

cada día se pone mas interesante que el anterior.

bien. bien.

22 de abril de 2009, 13:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal