23 febrero, 2010

Ahora parece que tengo espinas clavadas en la nuca.

He abierto las piernas sobre algodones,
los peces sangran.
Yo hago a la noche su silencio
yo ya no caigo en círculos de arena

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal