08 noviembre, 2009

No todos los que nos hemos abandonado al tiempo gráfico sabemos agonizar. No todos somos de la muerte como de otra cosa.
Me he despertado Esfinge sin cabeza ni enigma, hemos abierto a la pregunta sobre el desierto. Me he despertado Árbol de la palabra sin frutos, mujer con un sólo pecho, Dios encolerizado. No todos los que sabemos que el centro del nudo es el velo intransitable podemos dejar que crezca el oro de nuestros dedos. Tocarnos como museos salvajes y lápidas, tocarnos como palabras que tiemblan al fuego.

2 comentarios:

Blogger Djuna ha dicho...

Un fuego que se extingue entre lo que no saben de silencios porque caminan sobre él.

8 de noviembre de 2009, 14:03  
Blogger luna ha dicho...

arder
lento
como
piel
de
Zombie
como
una
chaqueta
robada
verse
de
nuevo
si

9 de noviembre de 2009, 7:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal