23 octubre, 2009

Todo el tiempo el hilo ha colgado de mí.
Luego nos hacíamos a la noche como escafandras y orugas.

1 comentarios:

Blogger Jorge Ampuero ha dicho...

Una poética apetecible.

Saludos...

23 de octubre de 2009, 12:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal