02 septiembre, 2009

La puta, la niña, la poeta.


La madurez de un Invierno rojo,
sílabas sudadas en un mar que naufraga.
Hacia los adentros,
hacia al agujero de la ballena blanca.

Hágase la luz en el vientre concéntrico;
la nieve y la sangre.
El Universo se encoge sobre si mismo
y la puta respira.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal