31 agosto, 2009

Resurreccion

La que en círculos fui
penitente,

salvaje gloria sin memoria.

Casi la identidad del calor
sin pájaros que lloren; tierras flotando.

Podría morir sin perseguirme,
envolver la cruz. La palabra torcida.

Mi lengua enferma me reclama.

1 comentarios:

Blogger Pez Susurro ha dicho...

es un idioma que no se puede obviar.


Besos,S.

31 de agosto de 2009, 14:17  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal