13 mayo, 2009

Masticar terciopelo. Sangrar lapislazuli

Fue solo en el Espejo de cristal donde los cuerpos pudieron reconocer su ignorancia.


Despues, secos, se tumbaron para entenderse.
Crecieron ramas de sus tobillos,
florecieron pájaros de barro.

El globo terráqueo no dejaba de dar vueltas a su alrededor y ellos giraban en torno a letras de otros alfabetos.


Surcando por su axila el pez llegó al ombligo.
Dentro, muy dentro; allí,
la oscuridad era innombrable.

3 comentarios:

Blogger luna ha dicho...

enamorada de Cat Power

14 de mayo de 2009, 14:47  
Blogger carajo ha dicho...

enamorado de las mañanas heladas

15 de mayo de 2009, 9:29  
Blogger Álvaro ha dicho...

el 14 del Árbol de Diana, entonces.

15 de mayo de 2009, 13:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal