10 diciembre, 2007

Lunes 10

Acabo de despertarme.
El café, el azucar y Tom Wait, el cigarro. Los mitos se han perdido y ahora la fama es fugaz, en vez de 15 minutos dura 15 segundos y luego se los come la telebasura, en fin, una pena. El saxo roto y el piano borracho es lo mejor para los lunes de invierno, si sigo de este buen humor acabaré limpiando y organizando la casa. En la nevera queda un limon, medio tomate, yogures dieteticos esos asquerosos y un poco de queso rayado. Hoy me apetece comer fajitas, asique cuando baje a comprar el periódico aprovecharé y haré una buena compra.
Esperar un segundo, me llaman al teléfono.
Ya está, era mi queridisima D., que tiene un hueco libre y me invita a tomar café esta tarde. Es bonito ver que aunque todo el mundo es inaguantable hay dias en los que te apetece buscar el lado bueno a todo. Poco más que decir, el último sorbo de café y aplastar el cigarro en el cenicero, coger las llaves, ponerme el abrigo y bajar con ropa de estar por casa a la calle. Comeré fajitas y dormiré la siesta, luego pasearé (hoy no me apetece una mierda coger el coche) para ir a tomar el café con D.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal