23 agosto, 2008

De vuelta del Antartico

Casi había olvidado que existia. Un poco más y muero ahogada, bajo el agua y a 20 grados bajo cero. Un desastre, dejar sin regar las plantas todo el mes y yo en el Antártico. Me he vuelto dadaista, así es más facil. Bueno, resumiendo, reconozco que me he perdido las olimpiadas por ir a cazar pinguinos (e instantes, por ir a cazar instantes). Y así me va, que ya nadie quiere verme y ninguno de vosotros me ha llamado. Pero como he decidido ser dadaisto ahora todo tiene menos importancia, dejémoslo en lada gaga faruli jaque so y todos tan contentos.

1 comentarios:

Blogger amor y libertad ha dicho...

a veces el abandono es inevitable

somos humanos

23 de agosto de 2008, 17:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal