07 febrero, 2011

A veces no basta con irse para volver.
Las ciudades se miran,
me miran.

Las ciudades no son dos agujeros,
ya no.
En una las hormigas vuelan y en otra
sobreviven bajo tierra.

No diré cual es cual.
No dirás

qué echas de menos

cómo es la ausencia

en cual sobrevive tu nombre.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal