26 abril, 2010

Todas esas costumbres acumuladas

Ahora sólo la sal,
son los restos.
Ahora sólo mi métrica
deshumanizada.

Mi designio,
tu decepción

la lástima de querer herirnos
y no saber hacerlo.


Ahora sólo otra vez,
mi absurda y estéril
relación con los lenguajes.

1 comentarios:

Blogger janusz ha dicho...

De nuevo te veo sucumbir bajo ese profundo abismo que por obra y gracia de una indefinida voluntad te sumerge cada vez en el espacio físico nominado.
Te resistes, porque en el fondo te consuela intuir aunque sea erradamente la dimensión pura de nuestro ser.

Me siento cómplice de tu pesar.

26 de abril de 2010, 14:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal