02 enero, 2012

Porfecía

Gráciles y difíciles,
ahí los dos: mirándose.
Como si el mundo fuera a acabar
entre ese bostezo y ese suspiro.
No se reconocieron. Sabían haber sido pájaros
en algún momento,
sabían haber soñado con peces translúcidos
en cualquier otro.

Estaban ahí cuando el mar se abrío.
Entonces supieron que la galaxia se estaba cerrando.

Los dos temblaron.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal